Gimnasios mixtos vs gimnasios sólo para mujeres

El mundo del fitness a ido cambiando a lo largo del tiempo y con ello no sólo nos referimos a rutinas, ejercicios, maquinaria, también los centros donde se lleva a cabo esta práctica deportiva lo han hecho. En la actualidad podemos encontrar gimnasios tanto de mujeres dónde únicamente pueden matricularse si eres del sexo femenino, como mixtos donde el sexo no es un punto discriminatorio. En este artículo vamos a intentar ver que tienen de positivos unos y otros con el fin de elegir aquel que se adapte más a nuestras necesidades y situación personal.

En primer lugar vamos a ver que tienen de bueno los gimnasios mixtos, ya que son los más comunes y los más fáciles de encontrar en cualquier ciudad hoy en día. Este tipo de centros cuentan con un punto muy interesante a nivel económico y es que al no tener discriminación alguna suele haber un promedio de personas apuntadas mayor, ello hace que teniendo en cuenta que los costes de alquiler de estos centros suela ser muy alto, las matrículas y cuotas mensuales sean más bajas al repartirse entre un mayor número de personas estos costes que la empresa tiene. A su vez en este tipo de centros podemos ir con cualquier amigo o amiga sin necesidad de que sea hombre o mujer, y ya sabemos la importancia de ir acompañado sobre todo cuando nos falta motivación o constancia.

Por otro lado vamos a ver que nos pueden ofrecer los gimnasios sólo para mujeres que sea lo suficientemente importante como para elegirlos frente a los mixtos de “toda la vida”. En primer lugar hay que tener presente que en los gimnasios de mujeres el ambiente que se respira siempre suele ser otro. Este tipo de centros suelen tener un tipo de contexto más distendido y menos activo. Si bien es cierto que al ser un gimnasio sigue habiendo personas con claro interés por mejorar su figura, etc., también lo es que actividades de alto rendimiento como el integral fitness, etc. Es por ello que se hace especialmente interesante para mujeres y chicas que buscan una actividad deportiva moderada y no quieren ir a un lugar donde la exigencia es mucho más elevada por mucho que cada uno vaya a su ritmo. A su vez, otro punto interseante de los gimnasios sólo para mujeres es el número de personas que podemos encontrar. En los centros mixtos justamente por el hecho de que puede ir cualquiera, el numero de abonados es mucho mayor, eso hemos visto que repercute positivamente, o debería, en el coste de la matrícula y de las cuotas mensuales, no obstante, la tranquilidad de ir a un lugar con mayor disponibilidad de las máquinas, menor afluencia de personas, etc., en muchas ocasiones supera al de pagar algo más a final de mes por el servicio.

En definitiva el hecho de elegir un centro mixto o sólo para mujeres dependerá mucho de factores como nuestra tipología de rutina de ejercicio, la importancia que le demos a la tranquilidad y al tener disponibilidad de maquinaria y por último al coste económico que estemos dispuestas a asumir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*